LA SEQUÍA EN LA PALMA ESTÁ TERMINANDO TAMBIEN CON NUESTRA MEMORIA O SENTIDO COMÚN .

En 1996, hace ahora 24 años, se adjudicó por unos 10 millones de euros actuales, el proyecto de
perforación del túnel de trasvase, que como todos sabemos consistía en un túnel cuyo único objetivo
era traspasar agua de galerías del norte y este de la isla al Valle de Aridane.

Don Carlos Soler fue el y es el ingeniero de caminos, canales y puertos, que dió la posibilidad a la isla, de que el túnel de trasvase se comportara como un acuífero, que lleva 20 años paliando gran parte de las necesidades en torno al agua, que tiene una isla como La Palma, que es prácticamente agrícola. Pero lejos de estar agradecidos. ¡Ha sido muy maltratado!, en los medios audiovisuales por parte del Consejo insular del agua Palmero actual. Y siempre por unos intereses que rayan en la prevaricación.


Gracias a la intervención del ingeniero Carlos Soler, director de la obra, el proyecto se transformó en la
búsqueda de agua por cada vertiente lo que se consiguió, primero en la boca este el 5 de noviembre de
1998 a los 2.170 m. y tras romper un dique de más de cuatro metros de espesor. El caudal subió de golpe
hasta los 200 l/s (1.400 pp/h).

Pocos meses después la boca del oeste también encontró el agua aportando
al suministro de toda la isla, entre ambas bocas, más de 2.000 pipas/hora de la mejor agua, más barata y
sin costes de elevación, convirtiéndose en el proyecto más importante de aportación de agua de la Palma
durante los últimos 20 años, gracias al cual la agricultura de la Palma ha podido sobrevivir.


¿Qué habría pasado durante estos 20 años si no se hubiera transformado el túnel para trasvasar agua
del este al oeste en dos fantásticas fuentes de suministro por ambas vertientes de 1.000 pipas/hora
cada una? O dicho de otro modo, ¿qué estaría pasando hoy con la sequía que padecemos si no
contáramos con ese caudal de agua de 2.000 pipas/hora?.


En esos 20 años y como consecuencia de haber puesto en el mercado esas 2.000 pipas/hora de agua del
túnel por parte de su “heredero” el CIALP (el Cabildo de La Palma), a precios por debajo del coste de
elevación de los pozos como el Roque, el Carmen y otros, éstos, sin clientes a quien entregar el agua,
abandonaron sus instalaciones y el caudal que producían desapareció del mercado, cuando se debió
llevar a cabo una política hidráulica que permitiera la supervivencia de los mismos para ayudar a
paliar situaciones como la actual.

Al mismo tiempo, durante estos veinte años, habría que hacer un
inventario de las acciones acometidas por el Cabildo en el mantenimiento y conservación de los canales
y redes de distribución, tanto agrícolas como urbanas, que hayan sido las que hayan sido, han tenido
como resultado unas mermas enormes en la actualidad en los canales y en las redes de distribución,
evitables con solo haber cumplido durante estos últimos 20 años, con las obligaciones que le exige la ley
al Consejo Insular de Aguas.


La situación actual, todos sabemos la que es, restricciones, incertidumbre, angustia en el sector agrario,
disculpas de los responsables tratando de echar la culpa a otros como se ha pretendido incluso, en
los últimos días, diciendo que los agricultores están gastando agua innecesariamente o incluso diciendo
que la están despilfarrando; ¿habrá mayor despilfarro que las pérdidas de un canal de 80 km entre
Barlovento y Fuencaliente, abandonado desde su construcción en los años 60?

Regantes de Fuencaliente denuncian la desaparición del agua para el riego. Este tipo de noticias se están normalizando en la isla Palmera.

O también
demonizando a aquellas personas que tienen jardines o piscinas en sus casas como si mantenerlos
fuera un delito contra la agricultura de la isla. Cualquier cosa menos reconocer una fracasada,
ineficaz, opaca e irresponsable gestión hidráulica y como consecuencia de ello asumir las
responsabilidades políticas correspondientes o incluso alguna responsabilidad más grave.


Pensar que la solución mas sostenible, que pasa no solo por conseguir agua de cualquier tipo, sino la
mas barata, la más sostenible y la de más calidad va a pasar por el uso de cualquier recurso que no
sea una gestión adecuada del acuífero del túnel de trasvase aumentando la producción de
2.000 pipas/hora, como ha quedado completamente demostrado que es posible, o decir que
gestionar adecuadamente el mismo pone en riesgo su existencia, pero la extracción de agua de pozos
abandonados o cualquier otra extracción en cualquier punto de la isla, no pone en riesgo los acuíferos,
o decir que ya hemos encargado el proyecto para reformar el Canal LP1, construido hace más de
60 años y en estado calamitoso con mermas seguramente superiores al 40% de su capacidad, cuando
ya hace años que debía de estar en ejecución, pensar todo esto, es demostrar un desconocimiento
absoluto, cuando no algo peor, sobre lo que se debe hacer para defender el interés general de la isla.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s