Mientras Francia se resiste al acuerdo con Mercosur, España firma sin consideración alguna a su sector primario.

La carta de Francia y otros tres países para intentar frenar el acuerdo fue la espoleta que provocó la reacción de España. En cuestión de horas, y aprovechando que los 28 presidentes de gobierno estaban reunidos en Bruselas para la cumbre de la semana pasada, el equipo del presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, organizó la contraofensiva. En tiempo récord se organizó una carta a favor de un acuerdo que, más allá del posible impacto en ciertos sectores, por lo contrario..

El Gobierno francés subrayó este martes 20 que no ha dado todavía luz verde al acuerdo de libre comercio entre la Unión Europea y Mercosur, y plantea la organización de “una especie de debate público” para que se examinen los pros y los contras antes de decidir, ante la presión de las autoridades de la CE.

Emmanuelle Wargon, secretaria de Estado de la Transición Ecológica, señaló en una entrevista en el canal “BFMTV”: “Adoptaremos nuestra posición cuando tengamos una evaluación suficientemente sólida para ver las ventajas y los inconvenientes”.

“Francia no ha dado todavía su acuerdo” y el Ejecutivo está poniendo en marcha una comisión de evaluación sobre los riesgos y aportaciones del compromiso suscrito en junio entre la Unión Europea y Mercosur, recordó Wargon al ser preguntada por las implicaciones de las polémicas políticas medioambientales del presidente brasileño, Jair Bolsonaro.

“Luego creo que será importante que se discuta de forma muy amplia y democrática, en una especie de debate público, porque tenemos que poner todo eso encima de la mesa, y sólo después Francia adoptará una posición y ecidirá si luz verde al acuerdo”, dijo la secretaria de Estado.

A una cuestión sobre si condena la política de Bolsonaro, respondió: “Condeno con fuerza a todos aquellos que llevan a cabo políticas que conducen a la deforestación”.

A continuación, se negó a personalizar esas críticas en el presidente brasileño, y puntualizó que el problema de la deforestación no se limita a Brasil.

El presidente francés, Emmanuel Macron, hizo notar a finales de julio que no está “totalmente satisfecho” con el texto jurídico del acuerdo UE-Mercosur y que en otoño habrá una discusión en Francia antes de dar luz verde.

Su Gobierno ha planteado ya tres condiciones para ese visto bueno: la implementación por los países de Mercosur del Acuerdo de París sobre el cambio climático, el respeto de las normas ambientales y sanitarias europeas y la protección para sus agricultores de sectores sensibles, en particular en el vacuno.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s