RINCÓN DE LA PALMA, La Fajana de Franceses

Nací en un lugar donde la montaña se une con el mar, donde la vida crece con toda su grandeza en las las costas de Garafia, que están iluminadas por un sol, que es tímido en ocasiones ,pero que en otras, se deja ver en todo su esplendor, la naturaleza, es la dueña de nuestros campos, de nuestras laderas y montañas, el ser humano es un puro espectador, de un silencio liberador, roto solamente por el batir del viento, o el sonido rítmico de las olas, peleándose por tocar tan solo unos segundos, estás costas bendecidas por la armonía, de la que solo puede hacer gala el universo, al crear en pura sintonía estos lugares que siguen dormidos en el tiempo, pero que indudablemente son rincones que tienen magia, que tienen alma, estos parajes son tan increíbles como necesarios, por eso, aunque realmente naciera en otro lugar del mundo, yo nací, el día que descubrí la Fajana de Franceses en Garafia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s