El circuito de carreras en la Palma, ¿pa’ cuando?.

Como dice la famosa canción de Jennifer López, en referencia al anillo de compromiso, el circuito de competición destinado al público palmero, que es aficionado al mundo del motor en la isla bonita, ¿Para cuando?.

Aunque es una situación que ya chirría, debido a las similitudes con el famoso puente fantasma de las Angustias, que teóricamente iba a enlazar el municipio de Los Llanos de Aridane con el municipio de Tijarafe, porque ha salido en varias campañas electorales a decorar las propuestas precampaña, de más de un partido político.

En estos días hemos tenido conocimiento de varios accidentes de tráfico con un resultado trágico de varías víctimas mortales, que por respeto al dolor de su familiares, no vamos a especificar nada más al respecto, entre otras cosas porque diversos medios, tanto periódicos digitales, como escritos, como diferentes medios de comunicación, se han hecho eco de estás tristes noticias con un final trágico.

Quizás la solución para erradicar este tipo de conducción un tanto temeraria, no pasé, por construir un circuito donde los jóvenes puedan dar rienda suelta a su pasión por la velocidad, pero todos hemos sido jóvenes y tal vez no tanto, y hemos cometido errores, acciones poco meditadas , también hemos cometido locuras, La cuestión si hay un porcentaje alto de juventud aficionada al mundo del motor, no sería apropiado darles un lugar cerrado al público, donde poder darle rienda suelta a su adrenalina, donde el corazón mande sobre la razón.

Además es una petición popular en la isla Palmera, desde hace muchísimos años, y tal vez con parte de las entradas, para acceder a ese teórico circuito, podrían reforestar cada año una cantidad de bosque, para compensar la huella de carbono que dejaría la emisión de Co² de los vehículos de competición, tanto coches , como motos o Kart de una manera anual.

El circuito de Nurburgring en Alemania, está disponible al público previo pago de una cuota.

Con la cantidad de dinero invertido en Mamotretos o “obras de buena Fé”, realizado por parte de todos los partidos políticos en la isla Palmera durante décadas, con el dinero de los impuestos de la ciudadanía, o subvenciones que nunca alcanzan para rematar las múltiples obras, que ya son como cicatrices por toda la isla… Probablemente no se hubiera hecho un circuito, si no dos o tres y si con esta acción se pudiera paliar, de alguna , manera los accidentes con víctimas o sin ellas, compensaría de sobra la inversión.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s