El Plátano Canario condenado al descontrol por sus propios dirigentes

Desde algúnos agricultores, hasta el último eslabón de la comercialización del PDC, todos tienen una parte de culpa de la situación que relatamos a continuación.

Lo cierto es que es una situación prácticamente absurda, los mismos dirigentes de las cooperativas Canarias y entidades privadas que se dedican a la venta del plátano de Canarias, “lamentan abiertamente que sus vendedores están recibiendo plátanos de mala calidad”, en las cajas de categorías premium en el mismo destino, donde tienen que venderlos a los intermediarios de las tiendas o grandes superficies que se dedican en parte o del todo a la venta de fruta fresca.

Ocasinandoles unos gastos extras, debido a que la solución pasa por desempaquetar esa fruta y volver a ponerla en recipientes donde le corresponde realmente por tamaño o apariencia. Por desgracia esta situación se da cíclicamente debido a los intereses de unos pocos dentro de un subsector como el del plátano.

Por supuesto contribuye el descarado consentimiento de los dirigentes que están al cargo de la comercialización, que se quejan de verse obligados a bajar los precios a los sacrificados productores plataneros, que sin culpa alguna tienen que pagar facturas de embalar los plátanos de nuevo, para su posterior reventa, y aunque las organizaciones productoras plataneras sancionan en ocasiones a las cooperativas, no se consigue paliar estás viejas costumbres debido a que toda la factura es remunerada por los cosecheros de la susodicha sociedad cooperativista, bajando en el pasado reciente, gradualmente los precios, hasta ser ruinosos y deprimentes a la hora de cobrar por tanto trabajo en las oficinas de sus respectivos almacenes, llegando en ocasiones a pagar por cultivar, y siendo totalmente injusto ya que el filtro de la calidad lo ponen los directivos de las cooperativas, no los agricultores.

Por supuesto que también hay buenos profesionales dentro de la comercialización, que cuidan con esmero la calidad del plátano

Un control de la calidad que es manipulado una y otra vez, por los mismos que se deberían encargar de él. Dejando de lado lo más importante para la supervivencia del subsector : Que su producto llegue en todo momento con una calidad y presencia óptima a su destino final.

Con estas viejas mañas dedicadas a determinados cosecheros, que tienen trato de privilegio en las cooperativas que se crearon en su día para que se repartierán perjuicios y beneficios por igual.

En algunas ocasiones se pactan calidades imposibles con socios de los almacenes, por mantenerlos en las filas del mismo, como si en vez de alimentos perecederos, se dedicarán a fabricar tornillos, rompiendo las rachas de buen retorno económico a los más perjudicados siempre por estas artimañas, “los agricultores”, porque tarde o temprano se acaban por comercializar plátanos que todavía no están aptos para el consumo, o que tienen exceso de llenado perjudicando el sabor del mismo.

Pero los dirigentes de las cooperativas que son los que tienen que velar porque los trabajadores que cumplen la función de empaquetar y comercializar, hagan su labor correctamente, en ocasiones concretas están buscando más el beneficio de sus respectivos empaquetados, que el bien general o la honestidad con los consumidores habituales de su producto.

Para los lineales de las grandes superficies, tanto como las pequeñas tienditas donde se expone esos plátanos, que tantas horas de trabajo y esfuerzo de los agricultores llevan tras de sí, con esa piel amarilla, salpicada de las motitas características que lo diferencian de la banana, sumando el alto valor energético y nutricionales, sería un reclamo más que suficiente si se controlará mejor el apartado de la homogeneidad, sabor y presencia del plátano, teniendo a su vez más clientela fidelizada.

Esperamos que está situación se erradique más temprano que tarde, para uno de los pilares económico más importante de toda Canarias, ya que este año ha supuesto un momento histórico en beneficios para las personas que viven directa o indirectamente de este monocultivo, que son muchas en este precioso archipiélago rodeado por el Océano Atlántico

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s