¡Hay hoteles para insectos, la última moda!.

El 80 % de la biodiversidad que contemplamos en la naturaleza que vemos en nuestro día a día, si somos de los afortunados que vivimos en contacto con zonas verdes, es debido a los insectos y aves que acometen la maravillosa función de ser los polinizadores, los que arrastran el polen o las semillas de un lugar a otro.

La abeja alfarera, es un magnífico ejemplo de tantos y tantos insectos polinizadores.

Hay extensiones de territorio en china, donde se han extinguido debido a la contaminación ambiental los insectos y aves que se dedican a polinizar, debido a esta circunstancia el silencio se ha adueñado de estás zonas, no se escucha un solo sonido de aves o insectos, ni crecen las flores o la hierba.

Los seres humanos hemos Sido capaces de calentar nuestro propio planeta, y como no, somos egocéntricos hasta el punto de por buscar nuestra comodidad, arrasamos poco a poco con los repartidores de la vida en el medio ambiente, que no son otros que estos pequeños insectos, pájaros o animalitos que a modo de correos de la naturaleza acarrean de mil maneras la vida, tanto en sus pequeñas patitas, sus estómagos, pico etc y dejan caer una semilla en otro lugar, creando así la vida.

Qué sería de nosotros si le diéramos la espalda a la naturaleza por completo, si somos parte de ella.

Por suerte en la oscuridad de las tinieblas económicas, donde las intenciones siempre tienen fines lucrativos, donde solo el ser humano es capaz de poner en riesgo todas las vidas que nos rodean, llegando hasta el punto de poner muchas veces en riesgo la suya misma y la del planeta que nos da cobijo, ocurre el milagro en forma de “hoteles para éstos polinizadores, muy necesarios para la continuidad de la vida en la tierra”.

Los hoteles para insectos polinizadores, tienen varios espacios para la diferentes clases que hay.

Por suerte, con el tiempo nos estamos dando cuenta que combatir ciertas plagas como pueden ser las orugas, los pulgones o las cochinillas resulta mucho más sencillo de lo que pensamos y además no es necesario utilizar productos plaguicidas.

Lo que presentamos hoy no es más que una herramienta más para un control integrado de las posibles plagas en los parques de nuestra ciudad o en nuestros jardines y huertos. Esta herramienta son los hoteles de insectos que no son más que refugios en los que mediante la utilización de ramas, tejas y troncos damos cobijo a los insectos, fomentando su existencia para que formen parte del ecosistema.

Básicamente, un hotel para insectos es una estructura que se diseña para dar cobijo a distintas especies beneficiosas para controlar a las que no lo son tanto y, por otra parte, para facilitar la llegada de especies polinizadoras. En resumen, se les proporciona un lugar donde habitar y se les facilita el cobijo, especialmente en la época invernal, periodo en que son más vulnerables estos insectos.

No olvidemos que especies como abejorros, abejas silvestres, avispas, mariquitas, crisopas o tijeretas mantienen el equilibrio ecológico y actúan en el control biológico del ecosistema. Además, casi un 90% de las plantas angiospermas dependen de los animales como vectores polinizadores para su polinización y producción de semillas viables.

En última instancia estos hoteles para insectos presentan una importante vertiente pedagógica. Especialmente los niños, pueden conocer de un modo cercano, directo y práctico la biología de los insectos, sus beneficios, los sistemas de protección de la naturaleza y finalmente perdiendo el miedo a los insectos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s