El fútbol y el Fanatismo, son primos hermanos.

Del inicio del fútbol profesional tal y como lo conocemos, no hace tantos años.

Un deporte que Comenzó a profesionalizarse en el año 1863, cuando en Inglaterra se separaron los caminos del “rugby -football” (rugby) y del “association football”, o sea una variable del Rugby, nada que ver con lo que es el fútbol en la actualidad, las nacionalidades se entremezclan en los estadios donde se llevan a efectos los encuentros deportivos de balompié y aunque los aficionados de determinadas equipos, son muy conocidos por actuaciones muy agresivas, los gestores de los estadios lejos de evitar conflictos por parte del equipo anfitrion del evento que se va a llevar a cabo con los visitantes, se permiten verdaderos disparates que rozan con auténticas locuras.

Violencia y deporte están haciéndose cada vez más comunes en nuestro día a día.

Cientos de personas cortan la parte racional de sus emociones por los impulsos de rabia, envidia, odio o racismo y en un delirio colectivo cualquier decisión polémica del árbitro, gesto de algún futbolista, etc etc, hacen que salte la chispa y se organizan unas terribles batalla campales en los estadios donde se desarrollan estos encuentros donde 24 millonarios golpean un balón en partido de fútbol, que en ocasiones terminan con el fallecimiento de inocentes.

La violencia toma una magnitud tal en los estadios de fútbol, que visto desde las imágenes es aterrador.

Lamentable la imagen que dejan en algunas ocasiones determinados aficionados, en uno de los deportes con más seguidores a nivel mundial que existe, como es el fútbol, obligara irremediablente a que en el futuro se tendrán que adoptar medidas cada vez más extremas en la seguridad de los estadios. Otro de los problemas, es que se permiten muchas circunstancias inadmisibles, ya que los encuentros de fútbol de cierta relevancia, se han utilizado en multitud de ocasiones, por los gobiernos donde el deporte del balón tiene más solera, para despistar a la población, mientras en los parlamentos o congresos de dichos países, se quitaban o simplemente se modificaban las leyes.

La justificación de los aficionados que acaban con la vida de rivales son totalmente absurdas.

El fin muchas veces, era el de vilependiar los derechos de los ciudadanos, estrategias para focalizar la atención en los encuentros futboleros , que cada vez han generado más pobreza en la ciudadanía de muchos países y los lugares a nivel mundial con mayor arraigo en este deporte de más de 150 años de tradición, desde que realmente se empezó a profesionalizar , han surgido fanatismos crecientes, ya que es una situación muy complicada de paliar en la actualidad, por la participación muchisimas veces del gobierno de turno, usando este deporte de masas descaradamente, como distracción, por lo que no dudan en fomentar un deporte que encierra situaciones politicas y sociales muy complejas de solucionar. En realidad, a veces se ocasionan choques culturales que se reproducen de un modo ciclico, desencadenando reiteradas situaciones violentas con pérdidas humanas, como un remate final más habitual de lo deseado, pero como los ingresos económicos derivados de este deporte son impresionantes, y es algo qué para los empresarios en muchas ocasiones suele estar por encima de la seguridad de los aficionados e inclusive de la vida de los mismos, olvidando que en definitiva es nuestro bien más preciado.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s