“La esclavitud en la Era moderna”.

Este artículo es un homenaje desde nuestra humilde opinión y con una base fundamentada en nuestro criterio personal, a las personas que ocupan el sector laboral mas necesario y a la vez más maltratado, que realizan las labores menos gratificantes, siendo también las más duras, sin que las personas que efectuan dichos trabajos sean retribuidos con un merecido reconocimiento económico por parte de los empresarios que los han contratado, sino todo lo contrario.

Algunos inclusive se empeñan en degradar esas labores tan duras, como es el caso de la Hostelería, el transporte de personas, mercancías, y la agricultura en general, explotando a los vilipendiados asalariados y despretigiando más si cabe dichas profesiónes, que deberían ser los pilares, para que una economía funcionara adecuadamente, pero el respeto laboralmente hablando, por nuestros semejantes, con la excusa de la tan recurrida crisis, se ha perdido por completo.

Verdaderos lobos con piel de cordero se han instalado en una gran parte del tejido tanto a nivel empresarial, como en el sector primario, decapitando los derechos de los trabajadores uno detrás de otro, respaldados por las precarias leyes laborales, que se han ido infiltrando por parte del gobierno de turno, entre partido y partido de fútbol,y la población ha ido permitiendo que gran parte de sus derechos se desvanezcan en silencio.

Las y los políticos nos tienen bien calados, saben que solo nos hace falta entretenimiento televisivo para que no nos importe tener la nevera casi vacía a mitad del mes de trabajo o muchas veces inclusive antes. Mientras se va reduciendo el grupo de privilegiados que puede ir a comprar con una asiduidad a las grandes superficies o pequeños supermercados.

La peor parte es que hay ciudadanos que quieren pertenecer a estos nuevos empresarios explotadores, amparados por una crisis a la que nadie le ha puesto techo, por lo tanto sigue siendo la moneda de cambio perfecta, para quitarle euro a euro el sueldo y la dignidad a los empleados que barren las calles, o a los agricultores que hacen la magia de que las plantas den su fruta, o los conductores que consiguen que nos trasportemos de un modo seguro de un lugar a otro, o a los chóferes que trasportan la mercancía que llenan nuestras grandes superficies,etc etc .

En definitiva son el sector servicio y agrícola, los pilares de la economía de cualquier ciudad, que hacen que funcionen de un modo correcto, pero en España se ha llenado de pequeños depredadores de tipo empresarial , que contribuyen a frenar completamente el crecimiento económico, con esta filosofía bastante extraña de pagar lo mínimo y trabajar el máximo.

Un comentario sobre ““La esclavitud en la Era moderna”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s