¡¡Los vehículos autónomos llegan a la minería!!¡.

La minería es una de las áreas que son fundamentales a la hora de las extracciones de materias primas. Y en si misma también una de las más arriesgadas y peligrosas. Todos conocemos historias, como las de los mineros atrapados en Chile, que nos recuerdan que a pesar de los avances tecnológicos actuales, esta vieja profesión no está para nada exenta de riesgos.

Pero actualmente la situación ha cambiado, la tecnología ha llegado para quedarse ofreciendo nuevas alternativas para reducir los riesgos de posibles pérdidas de vidas humanas, y todo gracias a la rápida evolución de la ingeniería robótica. Si la evolución de los drones hace tiempo que es obvia y han conquistado los cielos, los automóviles autónomos son capaces de desplazarse de un lugar a otro sin conductor. Actualmente avanzan a pasos agigantados.

También se están implantando los vehículos subacuáticos sin tripulación, de la misma manera que en el tema de la aeronáutica los aviones sin piloto hace tiempo que surcan nuestro cielos, quedando solo una frontera por conquistar: el reino subterráneo. Un mundo que entraña muchas dificultades, entre las cuales se encuentra que muchas veces no llegan las señales GPS y donde las toneladas de roca, sumados a los diferentes túneles llenos de laberintos, dificultan bastante las transmisiones inalámbricas .

Es exactamente aquí donde entra en juego la tecnología de cámaras que ha sido desarrollada por un equipo del Australian Centre for Robotic Vision(Centro Australiano de Visión Robótica), perteneciente a la Queensland University of Technology. En este proyecto también se ha implicado el fabricante estadounidense de vehículos industriales, Caterpillar.

Hasta ahora se habían empleaban sistemas láser de posicionamiento, pero los investigadores australianos han propuesto una alternativa más eficaz y asequible: un sistema de cámaras que permite el posicionamiento a través de algoritmos inspirados en la biología.

Esta tecnología está inspirada en la forma en que los insectos y animales sortean los obstáculos y trazan rutas en terrenos totalmente desconocidos. A su misma vez, han programado un sistema de inteligencia artificial que se ocupa de descartar las imágenes imprecisas, ya sea debido a que tengan falta de nitidez o porque haya demasiado polvo en suspensión. Una de las grandes bazas para que su propuesta sea tan interesante, es que no requiere la instalación de infraestructuras adicionales en la mina.

Se han llevado ya a cabo varios ensayos en minas australianas que refuerzan la viabilidad de la tecnología. En estos momentos la precisión del posicionamiento tiene unos márgenes de varios metros de imprecisión, por lo que ahora el reto está en reducirlo hasta alcanzar un margen de pocos centímetros, lo que abriría las puertas a la utilización de vehículos plenamente autónomos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s