¿Nos gustan las malas NOTICIAS?.

Honestamente si hiciéramos esa pregunta a la mayoría de la población española, la respuesta sería que “No”, pero la realidad se tinta con otros matices sobre esta cuestión.

La mayoría de noticias que reinan en los medios de comunicación, son negativas, tal vez será porque la mayoría de información que creemos que merece ser destacada, tiene una clara tendencia a ser cruenta, retorcida y muchas veces espeluznante.

Realmente las noticias malas son las que guardamos en nuestra memoria para transmitir a nuestro entorno de personas, con las que convivimos habitualmente, o bien en la que nos detenemos automáticamente cuando la localizamos en los medios o redes sociales.

Sin duda alguna, más que el contenido de la misma, buscamos un efecto de asombro en el interlocutor, o quizás en una minoría de los casos un efecto de desolación, tristeza, y reflexión catastrófica.

¿El fin de llamar la atención sobre una noticia justifica este tipo de conducta destructiva, catastrofista y negativa? ¿El ser humano no es consciente o capaz de medir el daño que causa al resto, dejándo de regalo a las personas que los rodean con este tipo de noticias, simplemente un mal día tras otro? .

Como contrapunto a este tipo de personas catastrofistas, negativas y mal intencionadas, existe una parte de la población que nada a contracorriente, que salpica las redes sociales de atardeceres increibles, que protegen y ayudan animales indefensos, que ayudan a los menos favorecidos, que nos enseñan esos momentos de luz que también son parte importante del ser humano, pero que muchas veces se nos olvida entre tanta catastrofe y negativismo que nos rodea.

La esperanza y la ilusión son el equilibrio en un mundo donde nadie lleva la verdad absoluta, donde todos somos buenos y malos por naturaleza, o por capricho propio en algunos casos.

Pero en las noticias deberíamos intentar paliar los efectos negativos en nuestra mente, con una manera de enfocarlas que nos permita conseguir una de las metas más importantes de todo ser humano, que es vivir lo mejor posible a nivel psicológico, porque esa es una de las herramientas para conseguir la felicidad, en esta vida no siempre dulce.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s