La diversificación de la economía Palmera, una isla lastrada por sus Políticos.

Por dramático que suene el título, es así, situaciones encadenadas una detrás de otra nos llevan a esta afirmación.

No hay que recurrir a las cifras para refutar una situación que a priori es obvia. Una isla como La Palma, que en su momento se consideró el almacén del archipiélago Canario, donde los cultivos de medianías han sido prácticamente abandonados, como los almendros, perales, ciruelos, papas, etc.

A esto hay que añadirle los más de 8.000 parados, que bajo las nefastas declaraciones de algún político de turno ” la mayoría es porque es reticente a trabajar”.

Lo que no alberga ninguna lógica es el descontrol total que hay con los intermediarios, que se han anclado en la ley de” la libre competencia” que se estableció en enero de 1993, cuando se creó la Organización común del mercado (OCM) para el sector agrícola. Al amparo de esta pueden llegar a obtener beneficios del trescientos por cien en su labor, en relación a lo que se paga a los agricultores o productores. A esta situación le podemos sumar la de las famosas subvenciones interinsulares, donde en muchas ocasiones los productos, ya sean hortalizas o frutas, “se dedican a hacer turismo” entre islas para venderse en muchas ocasiones en la misma isla de origen, con tal de raspar unos céntimos en las susodichas ayudas.

Y todo ello con el beneplácito de la mayoría de políticos que están en esta isla ocupados en otras labores, pero que en teoría están al cargo del sector primario.

Tenemos unos dirigentes expertos en apoyar “Las medianías” , en vísperas del periodo electoral, en sacarse fotos en todos los eventos que se gestionan para calmar al pueblo, en su lento caminar a la miseria. Donde quiera que esté localizado ese municipio, si aparece el político de turno sea de las siglas que sea porque desgraciadamente no hay muchas diferencias en lo que hacen o dejan de hacer mejor dicho.

Quizás corramos el riesgo al proclamar que si recuperar las medianías fuera una opción válida y rentable, la mayoría de terrenos que están en situación de abandono, hoy estarían sembrados.

Habría que reflexionar sobre esta situación, si es culpa de la desidia de la población, que no lo creemos, o por lo contrario es fruto de la negligencia de la parte política, más preocupados siempre por mantener el sueldo y la cantidad impresionante de beneficios adheridos al cargo que ejercen gracias al pueblo. Somos el pueblo quienes mediante la opción de ejercer el voto, los hemos puesto al frente de un sector como la Agricultura la Ganadería o la Pesca, del cual dependen la mayoría de los isleños en esta isla bonita, tan afortunada, en lo que a naturaleza se refiere.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s